Nos desplazamos hasta un rincón que impresiona. Un lugar que te hace sentir como una miniatura comparado con la inmensidad y majestuosidad de este paraje. Se trata de la Corta Atalaya, una explotación a cielo abierto que en su día fue la más grande de Europa.  Seguir leyendo