La provincia de Huelva es un crisol de culturas. Desde sus orígenes (podríamos asegurar que según los yacimientos somos la ciudad más antigua de Europa Occidental) han pasado por nuestra tierra culturas diversas que han ido legando sus formas, culturas y mucho más. ¿Sabías que Huelva posee un gran legado musulmán por toda su provincia? 

Edificios, costumbres, gastronomía, expresiones… El legado e influencia musulmán en Huelva es más grande del que solemos pensar. La provincia se encuentra inmersa dentro de la Ruta al-Mutamid, de la que forman parte Ayamonte, Lepe, Huelva, Palos, Moguer, Niebla, La Redondela, La Palma, Cortegana, Almonaster, Aroche o Aracena; y ello ha provocado que hoy día tengamos edificios con inspiración árabe o incluso tradiciones que se mantienen en la actualidad. 

El legado e influencia musulmán en Huelva es más grande del que solemos pensar

Desde el siglo octavo, el arte andalusí se extendió por toda Al-Ándalus y fue en el año 713 cuando el núcleo urbano de Huelva fue conquistado por Abd-al-Aziz, invasión a partir de la cual nacieron en el territorio onubense dos ciudades: Welba (Huelva) y Xaltis (Saltés), sin olvidar la importancia que adquirió Niebla. ¿Sabías que los restos de Saltés pueden visitarse? ¿O que paseando por Niebla puedes encontrar rincones que te trasladan a otra dimensión con sus flores, aljibes, arquitectura…? 

Paseando por Niebla puedes encontrar rincones que te trasladan a otra dimensión

blog-legado-musulman-huelvaturismo
Mezquita Almonaster La Real

¿Arquitectura de legado andalusí? La provincia onubense posee un gran listado de edificaciones distribuidas por toda su geografía, como la iglesia de Santa María de la Granada o la de San Martín en Niebla, o su recinto amurallado; pasando por la Alcazaba del Asentamiento Árabe de la Isla Saltés, situada en el Paraje Natural de Marismas del Odiel; o la mezquita de Huelva sobre la que se construyó la actual Iglesia Parroquial de San Pedro de Huelva, con estilo gótico-mudéjar; el castillo de Cortegana, el de Aracena, el de Aroche o el patio mudéjar del Convento de la Rábida. Pero Huelva esconde verdaderas joyas en cada rincón que quizás sean menos conocidas, como el claustrillo mudéjar del Monasterio de Santa Clara de Moguer y su sillería nazarí, la sala Mudéjar del siglo XV del Ayuntamiento de La Redondela; o la Puerta de los Novios de la Iglesia de San Jorge en Palos de la Frontera, entre otras muchas. 

Pero no solo arquitectura de estilo andalusí tenemos por la provincia, cada fin de semana del 12 de octubre, Almonaster La Real celebra sus jornadas islámicas que se han vuelto en referente en la provincia para disfrutar de una cultura que tan enraizada tenemos en nuestra provincia. No dudes en visitarlas si quieres deleitar tu paladar y olfato, así como disfrutar de un arte extraordinario. 

Cada fin de semana del 12 de octubre, Almonaster La Real celebra sus jornadas islámicas

Ferias, fiestas, días y cultura, una cultura que nos ha influido tanto que forma parte de nuestro día a día con palabras como Almonaster, Almonte, Alájar, Zalamea (es de origen árabe y significa ‘pacífica’), alameda, aceite, aceituna, azafrán, limón, jarabe, alcalde, almohada, guitarra, aldea, ojalá, olé… 

Suena bien, ¿a que sí? En esta ocasión nos vamos a ir a probar un solomillo ibérico con amanita cesárea al vino del Condado. Iremos a la Sierra, más concretamente a Aracena. Allí nos esperan en el restaurante Montecruz.

La vida profesional de Manuel García (el chef) siempre ha girado en torno a la restauración. Comienza su andadura en Montecruz en 1998. Adquiere un solar y se encarga de edificar lo que hoy es el espacio del restaurante. Montecruz comienza como bar de tapas y poco a poco se convierte en referente de la gastronomía de la provincia. Debe su nombre al Monte de la Cruz, que junto al monte de San Ginés da fin a una de las cordilleras de Sierra Morena que linda con el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Allí se celebraba una romería popular que lleva ya 30 años desaparecida.

solomillo-ibérico

Por su parte, Clara Isabel Prior está a cargo de la decoración y el nuevo estilo que va adquiriendo en los últimos años el restaurante Montecruz. Cuando construyen el edifico es quien se encarga de los últimos detalles y pasa a ser la Jefa de Sala. Junto con Manuel es el alma de este local en pleno corazón de la sierra de Huelva.

Ingredientes

Una pieza de solomillo ibérico de entre 250gr./300gr., 300gr. de amanita cesárea (tanas), media cebolla morada, dos dientes de ajo, un manojo de perejil, un chorrito de vino blanco del Condado, lascas de jamón ibérico, sal y pimienta negra recién molida.

Preparación

Limpiar el solomillo de grasa y cortarlo al bies (corte oreja mula). Preparar las setas. Limpiarlas de tierra, pelarlas y deshacerse del pie. Para terminar, raspar suavemente con un cuchillo el trozo de pie que hemos conservado. Reservar. Pochar la cebolla y una vez esté blanda añadimos a la sartén el perejil. Añadir también las setas y tapar, moviendo la sartén de vez en cuando. Poner el ajo cortado en dos. Cuando la cebolla toma color tostado bajar el fuego. Tras cinco minuto regamos con el vino blanco. Dejar evaporar el vino unos dos minutos y apartar del fuego. Dejar tapado reposando. Sellar la carne a fuego vivo.

Montaje

Disponer la carne en un plato y tapar con la preparación de setas. Salpimentar al gusto. Cubrir todo con el jamón y adornar con perejil fresco.