Con la llegada del otoño, los colores inundan los paisajes, pero también los senderos de nuestra sierra se vuelven perfectos para poder disfrutarlos con diferentes rutas de distintas dificultades. Hacer senderismo es un deporte activo y para cualquier edad, existen rutas para todas las edades y condiciones físicas; y no nos olvidemos de los múltiples beneficios físicos y psicológicos que tiene en el ser humano. Además, con temperaturas templadas como las onubenses se convierte en el deporte ideal para estar en contacto directo con la naturaleza.

Existen rutas para todas las edades y condiciones físicas

No solo la Sierra de Aracena y Picos de Aroche tiene espectaculares rutas de senderismo, el Andévalo y la Costa también disfrutan de lugares emblemáticos; pero en esta época en la que el verde florece nos trasladamos al norte de la provincia para comenzar nuestra particular ruta. 

rutas-senderismo-huelvaturismo-blog

En la última temporada se señalaron 55 senderos por la propia Consejería de Medio Ambiente, siendo la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, la comarca con un mayor número de senderos disponibles, en concreto, existen 25. 

Si comenzamos por Aracena, existen diversos senderos disponibles pero destacaremos tres por su belleza: Aracena-Corteconcepción, Aracena-Fuenteheridos y Aracena-Linares. El que posee una dificultad más baja es el que la une con Corteconcepción por el camino de El Tornero, a través de un recorrido empedrado en muchos tramos y pasando por el arroyo de Fuente del Rey (se recorre en 2 horas). La ruta Aracena-Fuenteheridos posee una dificultad media y es un camino maravilloso de castañares durante casi cuatro horas. Por último, la Aracena-Linares, con una dificultad media durante 1 hora 40 minutos, cuenta con un paisaje propio de los huertos y dehesas de encinas. Sin olvidar pequeños caminos como el que une la localidad aracenense con El Castañuelo, que dura una media hora. 

Otra ruta muy preciada es el sendero de ‘Arias Montano’ en Alájar, que se inicia tras la ermita de la Reina de los Ángeles, desde donde parte el antiguo camino de herradura que comunicaba Alájar con la aldea El Calabacino y con la población de Castaño del Robledo. A pocos metros del recinto de la Peña nos encontramos con la señal de inicio del sendero. Descendiendo por la ladera de la peña es de dificultad media con una hora de recorrido. También en esta localidad tenemos el sendero de ‘Los Madroñeros’, que une Alájar con esta aldea por un camino de 1,7 kilómetros.

Si quieres cambiar de localidad y tener una ruta con dificultad baja, apuesta por la belleza del sendero Ribera de Jabugo que une Galaroza con Castaño del Robledo a través de una zona de ribera acompañando el río Múrtiga. La exuberancia y gran diversidad vegetal la convierten en una de las más representativas y espectaculares del parque. Tiene 4,8 kilómetros de recorrido con dificultad baja.

La belleza de Santa Ana la Real ofrece también una ruta única y espectacular, con una dificultad medio-baja. El sendero ‘El Risco de Levante’ une la localidad con Alájar y dura aproximadamente hora y media. Es muy sencillo de encontrar ya que se sitúa en las inmediaciones de la Fuente de los Tres Caños, en paralelo a la carretera que une Santa Ana con Alájar, enlazando huertas y prados hasta alcanzar la Rivera del Barranco de Los Casares.

Si buscas tiempo de calidad para compartir con la familia, amigos y además hacer deporte, apuesta por una saludable ruta de senderismo

Son muchas las rutas de senderismo que tenemos en nuestro territorio, próximamente os propondremos muchas más, pero apúntate a un plan con muchas ventajas y beneficios. Entre los beneficios del senderismo se encuentran prevenir enfermedades, mejorar la circulación, la presión arterial, eliminar el estrés, etc.

Si buscas tiempo de calidad para compartir con la familia, amigos y además hacer deporte, apuesta por una saludable ruta de senderismo con la que disfrutar el paisaje y, de camino, la gastronomía local para reponer fuerzas.

La gastronomía onubense tiene especialidades tan únicas y exquisitas que cada cambio de temporada viene cargado de maravillas para nuestros paladares. En otoño, con la llegada de las lluvias y la bajada de temperatura, pero con el privilegiado sol que calienta nuestra provincia, la tierra brota en forma de setas que harán platos exquisitos en los fogones.

El cambio de tiempo con su humedad, lluvias y sol, provoca que la tierra onubense genere una infinita variedad de setas que cada temporada revoluciona el mundo micológico. Entre las actividades más habituales se encuentran las rutas micológicas por las distintas zonas de nuestra provincia, siendo la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y el Andévalo las más prolíficas en estos manjares.

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche llega al otoño con un derroche de color y sabor en castaños, encinas, madroños, alcornoques y nogales, a cuyos pies crecen más de 600 variedades de hongos. Una amplia variedad, no toda comestible, que ofrece la posibilidad de buscarlas gracias a la multitud de senderos y rutas que unen los diferentes municipios de la comarca. Municipios en los que podrás disfrutar de exquisitos platos cuyo ingrediente principal, en estos días, suele ser la seta en todas sus versiones.

paraisomicologico

Si no has estudiado el mundo de los hongos y sabes distinguir perfectamente una seta comestible de una venenosa, lo mejor es realizar las rutas con expertos de la zona que conocen perfectamente las setas y sus propiedades. No olvides que el mundo de los hongos es fabuloso, pero también peligroso; por lo que lo idóneo es disfrutar de las rutas y su posterior cata de manos de expertos.

Los viejos refranes dicen que ‘Un bosque sano es un bosque con setas’, y así son nuestra Sierra y Andévalo: tierras repletas de maravillosos hongos. Pero cuidado, solo el 15% de los que crecen son comestibles.

Un manjar de dioses, que se transforma en magníficas recetas tradicionales como pueden ser el san jacobo donde la gallipierna sustituye a la carne, un carpaccio de tanas, una tortilla de gurumelos o bien un potaje, sin olvidar el boletas (o cualquier variedad de las setas) a la plancha con su toque de sal. Sabores de temporada para disfrutar de Huelva y sus rutas.

Las rutas más conocidas son las que unen los distintos municipios de las comarcas de la Sierra y el Andévalo onubense. Existen pequeños ‘paraísos’ que solo los locales conocen y que se ‘heredan’ de abuelos a nietos para asegurar su conservación y existencia prolífica en nacimiento de hongos. Bien saben los más mayores los mejores lugares para encontrar gurumelos que hacen historia.

Si optas por la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, la ruta que une Alájar con Linares de la Sierra es una de las más visitadas por los aficionados al senderismo y al mundo micológico. Disfrutar de sus paisajes, olores, colores y sabores es uno de los mayores placeres de la excursión. También puedes aprovechar para hacer la ruta que une la Peña de Arias Montano con los diferentes pueblos cercanos. Una de las sendas sale hacia Castaño de Robledo en un recorrido que permite desviaciones hacia municipios como Fuenteheridos o Galaroza.

No olvides equipar tu salida: cesta de mimbre y navaja, para disfrutar de las rutas micológicas más espectaculares de Huelva. Acércate a los vecinos que seguro te ofrecen útiles consejos e incluso acompañan para garantizar tu seguridad y disfrute. Disfruta de Huelva y sus sabores, y de sus olores, colores y amabilidad.