Con la llegada del otoño, los colores inundan los paisajes, pero también los senderos de nuestra sierra se vuelven perfectos para poder disfrutarlos con diferentes rutas de distintas dificultades. Hacer senderismo es un deporte activo y para cualquier edad, existen rutas para todas las edades y condiciones físicas; y no nos olvidemos de los múltiples beneficios físicos y psicológicos que tiene en el ser humano. Además, con temperaturas templadas como las onubenses se convierte en el deporte ideal para estar en contacto directo con la naturaleza.

Existen rutas para todas las edades y condiciones físicas

No solo la Sierra de Aracena y Picos de Aroche tiene espectaculares rutas de senderismo, el Andévalo y la Costa también disfrutan de lugares emblemáticos; pero en esta época en la que el verde florece nos trasladamos al norte de la provincia para comenzar nuestra particular ruta. 

rutas-senderismo-huelvaturismo-blog

En la última temporada se señalaron 55 senderos por la propia Consejería de Medio Ambiente, siendo la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, la comarca con un mayor número de senderos disponibles, en concreto, existen 25. 

Si comenzamos por Aracena, existen diversos senderos disponibles pero destacaremos tres por su belleza: Aracena-Corteconcepción, Aracena-Fuenteheridos y Aracena-Linares. El que posee una dificultad más baja es el que la une con Corteconcepción por el camino de El Tornero, a través de un recorrido empedrado en muchos tramos y pasando por el arroyo de Fuente del Rey (se recorre en 2 horas). La ruta Aracena-Fuenteheridos posee una dificultad media y es un camino maravilloso de castañares durante casi cuatro horas. Por último, la Aracena-Linares, con una dificultad media durante 1 hora 40 minutos, cuenta con un paisaje propio de los huertos y dehesas de encinas. Sin olvidar pequeños caminos como el que une la localidad aracenense con El Castañuelo, que dura una media hora. 

Otra ruta muy preciada es el sendero de ‘Arias Montano’ en Alájar, que se inicia tras la ermita de la Reina de los Ángeles, desde donde parte el antiguo camino de herradura que comunicaba Alájar con la aldea El Calabacino y con la población de Castaño del Robledo. A pocos metros del recinto de la Peña nos encontramos con la señal de inicio del sendero. Descendiendo por la ladera de la peña es de dificultad media con una hora de recorrido. También en esta localidad tenemos el sendero de ‘Los Madroñeros’, que une Alájar con esta aldea por un camino de 1,7 kilómetros.

Si quieres cambiar de localidad y tener una ruta con dificultad baja, apuesta por la belleza del sendero Ribera de Jabugo que une Galaroza con Castaño del Robledo a través de una zona de ribera acompañando el río Múrtiga. La exuberancia y gran diversidad vegetal la convierten en una de las más representativas y espectaculares del parque. Tiene 4,8 kilómetros de recorrido con dificultad baja.

La belleza de Santa Ana la Real ofrece también una ruta única y espectacular, con una dificultad medio-baja. El sendero ‘El Risco de Levante’ une la localidad con Alájar y dura aproximadamente hora y media. Es muy sencillo de encontrar ya que se sitúa en las inmediaciones de la Fuente de los Tres Caños, en paralelo a la carretera que une Santa Ana con Alájar, enlazando huertas y prados hasta alcanzar la Rivera del Barranco de Los Casares.

Si buscas tiempo de calidad para compartir con la familia, amigos y además hacer deporte, apuesta por una saludable ruta de senderismo

Son muchas las rutas de senderismo que tenemos en nuestro territorio, próximamente os propondremos muchas más, pero apúntate a un plan con muchas ventajas y beneficios. Entre los beneficios del senderismo se encuentran prevenir enfermedades, mejorar la circulación, la presión arterial, eliminar el estrés, etc.

Si buscas tiempo de calidad para compartir con la familia, amigos y además hacer deporte, apuesta por una saludable ruta de senderismo con la que disfrutar el paisaje y, de camino, la gastronomía local para reponer fuerzas.

En esta ocasión nos vamos a ir a probar un plato que suena de maravilla, pero sabe aún mejor. Nos vamos a Linares de la Sierra, uno de los pueblos con más encanto de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Nos esperan en el Restaurante Arrieros.

Luismi López, el chef, es natural de Linares de la Sierra. Comienza su andadura en 1997 junto con su pareja Adela con un pequeño local en el pueblo y sin experiencia previa en hostelería. Se trata de un mesón con comida tradicional de la zona. Más tarde compran lo que es hoy el local de Arrieros, una antigua cochera con cuadra y corral que ellos han reformado con estilo campero y fresco. La necesidad de avanzar y el azar de una moneda a cara o cruz hacen que le toque ser el que se forme en cocina. Lo hace en la Escuela de Hostelería de Islantilla y realiza las prácticas en el Restaurante Aldebarán (Badajoz), por entonces con una estrella Michelín. En 2002 toma las riendas de la cocina de Arrieros, que pasa de ser mesón a restaurante.

hamburguesa-pluma

Adela, jefa de sala, conoce a Luismi estudiando en Aracena. Juntos ponen en marcha el proyecto de vida que es para ellos Arrieros. Desde el comienzo juegan con los contrastes de dulce y salado con el ibérico, lo que los hace destacar. Las salsas y mermeladas son de producción propia, con fruta y verdura del terreno. Las elaboraciones se hacen con aceite ecológico de Zufre y Encinasola.

Ingredientes

200gr. de pluma ibérica, 2 boletus edulis, una pizca de hinojo, orégano, comino y pimienta, mermelada de melocotón, patatas panaderas para guarnición y sal en escamas.

Preparación

Picar la carne dejando algunos trozos más enteritos para notar su textura en boca. Picar los boletus y añadirlos a la pluma. Añadir las hierbas y pimienta y mezclar bien. Formar las hamburguesas con ayuda de unos moldes cuadrados. Pasar las hamburguesas por la plancha sin moverlas demasiado para que no pierdan su forma.

Montaje

Disponer las hamburguesas en un plato junto con las patatas panaderas y un hilo de mermelada de melocotón. Adornar las hamburguesas con las escamas de sal.