Es lo que pega. Con este calor cogemos toalla y protección solar y nos vamos a la playita. Suerte que tenemos en Huelva. Hemos elegido en esta ocasión la playa de Mazagón, a escasos veinte minutos en coche de la ciudad. Un sitio precioso, una playa familiar, donde los pequeños pueden jugar y refrescarse, y los mayores podemos relajarnos un rato de los quehaceres diarios.  Seguir leyendo

Aprovechando nuestro paseo por las playas de Mazagón, hemos decidido detenernos en uno de los rincones con más encanto e historia (humana) de esta zona: la playa de la Torre del Loro. ¿Sabes por qué se llama así? ¿Había loros? Nooooo. ¿Piratas con loros? Noooo (bueno, piratas sí que hubo). La torre debe su nombre al río que llega hasta ella, pues su denominación original era Torre del Río de Oro. 

Seguir leyendo